Carmelo Anthony no crea falsas expectativas

GREENBURGH, NY – Luego de haber atravesado por la peor temporada en la historia de los New York Knicks y sido baja en los últimos dos meses debido a una lesión en la rodilla, Carmelo Anthony no quiso anticipar nada sobre el conjunto que iniciará su campamento de entrenamiento mañana.El jugador de 31 años de edad afirmó que aún era muy temprano para pronosticar lo que se puede esperar de un equipo que cuenta con una plantilla totalmente renovada un año después de apenas saborear la victoria en 17 ocasiones y que concluyó la campaña con el segundo peor registro de la NBA.”Para serles honesto, realmente no tengo ninguna expectativa en este momento”, sentenció el ocho veces All Start de ascendencia puertorriqueña la mañana del lunes, un día especialmente reservado a través de toda la liga para que los jugadores se presentarán ante los distintos medios de comunicación.”En este momento es muy prematuro como para presentar algún tipo de expectativas en cualquier cosa especialmente cuando este grupo se acaba armar. Ni siquiera hemos empezado. No va a suceder mañana por la mañana. Va a tomar algún tiempo para averiguar cuáles son nuestras expectativas”, continuó Anthony. “Es bueno no tener ninguna expectativa en este momento. Nos da el tipo de oportunidad de tener un nuevo comienzo (y) obtener nuestra identidad. Comienza mañana. No creo que vayan a escuchar acerca de las expectativas (por parte) de cualquiera de los muchachos. Es muy temprano en este punto”.De cara al inicio de los entrenamientos en septiembre de 2014, el presidente del equipo Phil Jackson se mostraba entusiasmado con su primera temporada completa con la organización con la cual ganó el campeonato en 1970 y 1973.De inmediato Jackson pensó que había suficiente calidad para clasificar a la postemporada en un plantel encabezado por Anthony, a quien en el verano le entregaban la reserva de la franquicia con un contrato de cinco años y $124 millones, y dirigido por su exjugador de Los Angeles Lakers, Derek Fisher.Pero para este trio de personajes, particularmente el “Zen Master” y Fisher, que juntos fueron cinco veces campeones con los laguneros, la campaña 2014-15 fue una pesadilla, empezando con un tramo en el cual sufrieron 20 derrotas en los primeros 24 partidos.Jackson empezó la limpieza temprano, echando el resto de la campaña con fines de componer un conjunto ideal alrededor de Anthony, y en enero despidió a Samuel Dalembert, J.R. Smith, Iman Shumpert y luego en febrero, durante aquella noche que se celebrara el Juego de Estrellas en el Madison Square Garden, se revelaba el acuerdo de rescindir el contrato de Amar’e Stoudemire. Esta edición de los Knicks tendrá su primera práctica en el pabellón de la Academia Militar de los Estados Unidos, que se encuentra situada como a una hora de la Gran Manzana.Aunque Jackson reforzó el juego interior, especialmente en el esquema defensivo, con el fichaje del pívot cubanoamericano Robin López, la contratación de Arron Afflalo y la selección del letónKristaps Porzingis en la primera ronda del sorteo 2015, Anthony sólo quiere ver cómo se va desarrollando la química y cómo los Knicks colectivamente aceptan la ideología de Fisher.”De mi punto de vista, esto sólo se trata de cómo los muchachos siguen mejorando, cómo siguen acoplándose como un equipo, como una unidad, (y) aceptando lo que Fish va hacer, quiere crear y cómo lo quiere crear”, señaló Anthony.”Principalmente, creo que tenemos un gran grupo de muchachos que ya han aceptado (el plan) aunque por razones obvias no hemos pasado mucho tiempo con el entrenador Fish. Por eso es que algunos de estos muchachos quisieron ser un New York Knick. De ese punto de vista, ya han aceptado. Ahora es solo cuestión de tiempo llevarlo a la cancha de baloncesto”.

Facebook Comments

Be the first to comment on "Carmelo Anthony no crea falsas expectativas"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: